La dueña del hogar llegó a su casa bien temprano en la mañana del sábado y se encontró con las ventanas destrozadas. Delincuentes ingresaron a la fuerza y se llevaron varios artículos que estaban en el interior. Hace muy pocos días, también le habían sustraído la bomba de agua y una garrafa.

Otro lamentable hecho ocurrió en hogar de calle Pueyrredón al 2800. Estela, la dueña de la morada, había salido el viernes por la noche y cuando se retornó la escena la asustó. Aparentemente los ladrones ingresaron por la ventana trasera. Hasta el momento, se denunció la faltante de: parlantes, una billetera con documentación, cargadores de celulares, ropa, dos plantas, una plancha y dos mil pesos en efectivo.

La Policía de Investigación estuvo en el lugar tratando de inspeccionar y busca pistas que ayuden a esclarecer el ilícito, aunque por el momento no hubo buenas noticias. "Espero poder recuperar algo de lo que se llevaron o al menos saber quienes ingresaron a mi casa, me gustaría verlos a la cara", agregó la víctima.

Las palabras de Estela no son casualidad, ya que algunos amigos le referenciaron que había personas intentan vender objetos robados en el barrio. Incluso llegó a escuchar que se están ofreciendo unos parlantes. 

Por lo pronto, la joven asegura que quedó con miedo de que puedan volver a ingresar. Dado que también se llevaron todas las llaves. Considera la posibilidad de modificar todas las cerraduras y tener un perro a modo de compañía.