La semana pasada, el ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, estuvo en la ciudad y confirmó ante el Consejo de Seguridad que es inminente el arribo de un nuevo patrullero para la Unidad Regional IV. El mismo es de los denominados inteligentes y estará conectado a la central de monitoreo OJO de Rosario.

Según los detalles que pudro precisar Marcelo Alboroz, director de la URVI, se trata de un automóvil que trae incorporadas cámaras para filmar el exterior y una tablet. Éste último dispositivo posee información sobre vehículos y personas con pedido de captura, será manejado por dos personas previamente capacitadas, que sólo pueden acceder mediante una clave de identidad.

Por otra parte, también se incluye un mapa del calor con respecto al crimen en la ciudad. Respecto a ese punto, en la reunión que mantuvieron con Pullaro, los ciudadanos pudieron ver algunas estadísticas. Por el momento, los delitos en Casilda están bastantes dispersos. El barrio Nueva Roma parece ser el mayor foco de conflicto, aunque las fuerzas del orden lo consideran algo normal por el tamaño que posee el conglomerado.

La llegada de otro vehículo viene a paliar la escasez de rescursos que se había puesto sobre el tapete. Ahora, se espera por la llega de más capital humano. En ese sentido, Albornoz reveló que hay más de 14 aspirantes nuevos en todo el territorio provincial pero que las capacitaciones llevan un tiempo prudente. La primera promoción recién se haría efectiva en 2019.