Mirian Gentili se encargó de realizar fraudes económicos a nombre de 32 personas entre las que se encuentran unos 20 taxistas de al menos dos empresas de Casilda. Luego de estar en prisión preventiva por pedido del Juez Carlos Paretto, se celebró la sentencia final.

El fallo que se dio a conocer este miércoles en la sede de Fiscalía, expresa que Gentili deberá pasar los próximos tres años tras las rejas. Hasta el momento estuvo alojada en una cárcel nueva de mujeres en Rosario y al parecer sería el sitio donde quede durante este período.

La mecánica elegida por la "pasajera" consistía en solicitar el número de CBU de sus víctimas para realizar una falsa transferencia bancaria y no hacía más que pedir créditos a financieras on-line con mínimos requisitos. En un principio se sostuvo que el fraude llegaba a 100 mil pesos en total.

"Ella te decía que iba a viajar a Rosario tres veces por semana y te hacía el depósito en el banco mediante el pedido del CBU, pero cuando ibas a retirar el dinero, había de más". En ese momento, "te decía que lo que sobraba era para el estudio que ella se tenía que hacer", explicó Ramón, uno de los taxistas defraudado.

La realidad es que el dinero que los taxistas retiraban, eran pura y exclusivamente un mini-crédito que la mujer estafadora había conseguido vía web. Una vez que los conductores cobraban su parte, ella se quedaba con el resto del dinero, que en teoría, también era de los choferes.