Un grupo de alumnos que integran la cátedra de Prácticas Profesionales de la carrera de Derecho de la UCEL, tomó la iniciativa que brindar algunos detalles desconocidos para muchos sobre la Ley Nacional Antitacabo. Los jóvenes pasaron por los estudios de Radio Casilda y dejaron a mano unas cuentas herramientas que podrían utilizarse para no pasar malos momentos y cuidar la salud.

"Si bien es una cuestión de salud muy importante, todavía no se cumple como debería serlo, o bien se desconoce", adelantó el profesor Ariel Cattaneo, a cargo de los alumnos, en la introducción al tema. La Ley Nacional Antitabaco prohibe fumar en los lugares cerrados, tanto públicos como privados. Sólo se habilitan terrazas, patrios y balcones. En tanto que sobre las escuelas y centro de salud rige una prohibición total. 

Un punto de conflicto está dado sobre aquellos establecimientos nocturnos, que permiten y se toman "licencias" cuando sube el volumen de la música y se bajan luces. "Eso no es impedimento para que se deje de cumplir la reglamentación", contaron los estudiantes. En esos casos, la queja debe remitirse directamente al dueño del local, quien debería saber que se expone a una multa. 

El cigarrillo electrónico también está prohibido.
El cigarrillo electrónico también está prohibido.

También hay controversia cuando los fumadores pasivos se ven inmersos en el humo que se desprende de los vapeadores o cigarrillos electrónicos. Contrariamente a lo que muchos creen, este tipo de instrumento tampoco deberían ser utilizados en lugares cerrados. De hecho, está ratificado por disposición de la ANMAT -Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología-. Organismo que consideró que  el vapor inhalado de estos aparatos aporta "una cantidad incierta de nicotina y de otras sustancias tóxicas".

Hay varias formas de establecer denuncias para quienes se sientan perjudicados. La más fácil es recurrir al responsable del establecimiento, pero se puede llegar a la instancia policial y municipal. Incluso existe un formulario en la página web del Ministerio de Salud para atender este tipo de causas. 

Los jóvenes de la UCEL creen que un gran paso hacia el cumplimiento efectivo de la ley sería aplicar las sanciones en tiempo y forma. Las multas que se estipulan partes desde el valor de 250 atados de cigarrillos hasta 1 millón de los mismo. Es decir, que la sanción mínima ronda los 30 mil pesos. 

Escuchá la entrevista con los estudiantes de la UCEL