También lo que le pasó a Eduardo Bogino puedo contarse dentro de los hechos de inseguridad que jalonan la vida cotidiana. Este vecino arequitense denunció un delito que en lo formal configura como cuatrerismo, pero que para él y para su familia es mucho más grave. Es que se trata del robo de un zaino colorado muy querido por este hombre de 35 años y su familia.

Bogino contó que los ladrones cortaron unos hilos de alambre de su tranquera, en el establecimiento rural que explota a un kilómetro y medio del pueblo, y se llevaron el caballo, un freno y un recado.

De inmediato, publicó foto y datos en Facebook, con la esperanza de que alguien le informe sobre el paradero del querido animal. El caballo es un zaino colorado de rabo cortado y una mancha blanca en la paleta derecha.

Vamos, la solidaridad de la zona: a buscar el caballo para que vuelva al lugar donde pertenece.

 

El hecho está siendo investigado por el Ministerio Público de la Acusación.