Este lunes, alrededor de las 22.30 se registró una balacera en Grandoli y Boulevard Seguí, corazón de barrio La Tablada. Las víctimas pertenecían a una familia que estaba comiendo en la vereda. Entre ellos se encontraba Luis Tourn, delantero que jugó en Unidos en 2017.

El parte oficial se refirió a un grupo de hombres que se movían en un Chévrolet Corsa color gris que pasó por el lugar y disparó sobre todos los presentes. Luis Tourn, de 26 años ,y Sofía Barreto, de misma edad, fueron alcanzados por múltiples plomos que se le incrustaron en diferentes sectores de su cuerpo y murieron poco después.

Un joven de 22 años, recibió un impacto en el cráneo por el cual está internado en el Heca, en estado reservado. Una mujer de 64 años sufrió una herida en la zona lumbar y un hombre de 56 años un tiro en la rodilla.

Las versiones que manejan en Zavalla indican que el futbolista fue víctima de un ajuste de cuentas en el que no estaba directamente involucrado ya que una persona que tenía relación con él, era el destinatario real del ataque en el que perdió la vida.