Desde España y Lisandro de la Torre hasta el Concejo, los familiares de Agustina Rodríguez, la mujer que cayó desde el balcón de un hotel céntrico, caminan para dialogar con los representantes del pueblo y pedirles que se expidan al respecto. La marcha se da en medio del crítico estado de salud que vive la joven y de la licencia pedida por Hugo Racca, concejal que mantenía una relación con ella.

La Casa de la Mujer Libre, Mujeres en Movimiento, y el  Movimiento Cultural La Masa son las agrupaciones que acompañarán a la familia y el resto de la ciudadanía que se sume al reclamo. Desde la Casa de la Mujer Libre, Sonia Lucci entregó algunas precisiones en charla con Radio Casilda. "Lo que no queremos es que se dilate, se diluya y quede en el olvido", agregó.

"Reclamamos justicia y que sea rápido. Los hechos se suceden unos tras otros y van quedando en el olvido. Con lo de esclarecimiento y justicia, se llega a la verdad", dijo Lucci que en torno a licencia concedida a Racca, supone que "lo habrá hecho para facilitar la investigación". Además, la representante de las mujeres agregó que van a difundir el tema en el 31º Encuentro Nacional que se realiza el fin de semana en Rosario.

Algunos miembros del Concejo adelantaron que no iba a haber inconvenientes en recibir a los ciudadanos que se acerquen al recinto y entienden el pedido.

La familiar de la joven que se expresó en Radio Casilda fue Marina, su hermana, quien se refirió al estado de salud. "Agustina está muy complicada. El respirador la mantiene viva, y el corazón de ella que es fuerte. Los médicos nos dicen que confiemos mucho en Dios, y están haciendo todo para que salga adelante. Tuvo una complicación porque no le llega oxígeno a los pulmones, está saturando muy bajo, y volvió a tener fiebre. El lunes el neurocirujano vino de urgencia para que no haga derrames por dentro, pero eso está controlado. El estado de ella es crítico", aseguró una de las personas que cada jornada recibe el parte médico en el nosocomio rosarino.

"Yo sé que la justicia está actuando y está a disposición. Hoy por hoy, mi cabeza está en Agustina y en la fe, que es en lo que nos aferramos porque los médicos no nos dan muchas esperanzas", concluyó Marina que estará presente en la marcha.