La reconstrucción del Boulevad 9 de Julio, entre Lisandro de la Torre y ruta 33, siempre fue un tema de agenda. Pero está a punto de ser parte del pasado. La obra que se inició el 28 de marzo está pronta a dar sus frutos. Las últimas losas ya fueron hormigonadas y próximamente se habilitará el tránsito. Por el momento, se mantienen algunos vallados para preservar los sectores donde se estuvo trabajando.

La secretaría de Obras Públicas, Marta Lapegüe, celebró el accionar de los operarios con entusiasmo. En diálogo con Radio Casilda, la ingeniera destacó: “El tiempo estimado fue menos del previsto gracias a que acompañó el buen clima y se trabajó con ritmo sostenido”.  Según el último relevamiento que había realizado desde el Municipio, eran más de 2200 metros cuadrados los que necesitaban ser reemplazados de inmediato.

El trabajo que se realizó consistió en detectar todas las parcelas fisuradas o deformadas, demolerlas y extraerlas por completo. Posteriormente se cavaron fosas de unos 80 centímetros de profundidad y se retiró todo tipo de humedad en el suelo. Finalmente, se colocó un cementado fino para que las losas nuevas tengan mayor estabilidad.

La reparación del 9 de Julio es apenas la primera etapa de tres que tiene planificada la cartera de Lapegüe. “Desde el viernes pasado los operarios se trasladaron hacia Boulevard Tomat, donde van a hacer un trabajo muy parecido. Es por eso que vamos a tener restricciones en el tránsito sobre esa zona”, advirtió la funcionaria.

Por otra parte, ya es un hecho que Casilda tendrá un nuevo ordenador en la entrada de Lisandro de la Torre. Tal como estaba previsto se construirá una rotonda con borde bajo y se sustituirá la rejilla metálica que está colocada sobre dicha calle.