Se terminó el misterio que rodeaba a la cuestión. Los trabajadores municipales tendrán su jornada de descanso correspondiente al día de la fundación de Santa Fe, sin embargo no será este jueves. Los referentes locales se juntaron con el Intendente y, de común acuerdo, se resolvió trasladarlo al viernes 30 de noviembre.

En horas recientes, el titular de Festram, Claudio Leoni, se había referido a un posible conflicto con la Secretaría de Municipios y Comunas que sugería hacer caso omiso al feriado administrativo decretado por Ley Provincial 13155. Incluso tenía versiones de que Casilda era uno de esos focos problemáticos. De todas maneras, hubo una "resolución salomónica", por así llamarla.

Ayer, cerca del mediodía, las caras visibles del gremio local se reunión con Juan José Sarasola y acordaron trasladar la fecha al próximo 30 de noviembre. Por lo tanto, mañana la actividad será normal en la dependencias municipales. El motivo de esta decisión es atender la inmensidad de reclamos de vecinos que se generaron luego de varias jornadas con lluvia. Es de recordar que los obreros ya estuvieron parados el lunes, fecha en el cual celebraron el Día del Empleado Municipal.

Por otra parte, el sindicato dio libertad a las comunas para realizar sus propios acuerdos con los gobiernos de turno.

El resto de las instituciones locales se plegarán parcialmente al asueto. No habrá clases en ninguna escuela. Registro civil, API y Pami permenecerán con las puertas cerradas. Los Bancos atenderán con normalidad. Mientras que el Hospital San Carlos funcionará con guardias mínima y sin atención al público. Los centros de salud de Nueva Roma y Alberdi, cerrados.