Evidentemente, cada vez hay más aires de cambio dentro de la ciudad. Y la conformación del Concejo Municipal no está exenta de la situación. La próxima semana se hará la jura de los ediles electos en los últimos comicios, aunque los siete integrantes ya definieron a la cabeza y a su secretario. Pablo Zanetti reemplazará a Mauricio Plancich, mientras que el contador Adrián Ferrer tomará la secretaría.

Pese a la sorpresa que causó en gran parte de la ciudadanía la elección de éste último, el nuevo presidente fue el que tomó la palabra. En diálogo con Radio Casilda, Zanetti sostuvo: “Siempre fuimos sinceros, hablamos de frente y sin esconder nada. Si bien hubo charlas antes de la sesión, realmente no se sabía que iba a suceder hasta el viernes”.

Ferrer contó con el respaldo de los hombres del Frente Progresista, más el apoyo de Alberto Yualé. Justamente, el nuevo concejal fue quien mocionó su nombre. Por su parte, los funcionarios del Justicialismo propusieron a Germán Zarantonello. La elección del presidente se desarrolló bajo los mismos parámetros. En ese caso, Zanetti se impuso a Golosetti.

“Espero poder volcar mi experiencia al servicio del cuerpo. Y representar tanto a quienes me votaron como a quienes no”, insistió el radical. Quien será secundado por Antonio Pierucci (vicepresidenta primera) y Alberto Yualé (vicepresidente segundo). Los últimos dos mencionados fueron seleccionados por unanimidad. Más allá de todo, el nuevo presidente aseguró espera ver "un espíritu de compañerismo dentro de un cuerpo con pluralidad de voces”.

Del otro lado, el concejal Golosetti se refirió a una norma no escrita en la cual la fuerza más votada se hace con la presidencia. "Quiero aclarar que no se trata de algo que se cumpla siempre. El bloque del Justicialismo decidió ceder ese puesto y proponer un nombre para la secretaría. Incluso lo hablamos con la bancada oficialista y pesábamos que contábamos con sus avales", expresó.

Al mismo tiempo, el edil del PJ dijo que hubo "un retroceso". A su modo de ver, perdió la democracia porque cree que el partido al cual él responde tiene una representación legítima y amplia en el Concejo.