“Fuerza Agustina. Esclarecimiento y justicia”. Ese fue el lema con el que familiares de Agustina Rodríguez, miembros de agrupaciones y vecinos marcharon la tarde-noche del jueves en Casilda, reclamando por la joven de 19 años que el pasado 21 de septiembre cayó del segundo piso del hotel Cuatro Plazas cuando se encontraba con su pareja, el concejal Hugo Racca.

Unas cien personas se convocaron cerca de las siete de la tarde en Lisandro de la Torre y España y de allí partieron hacia la Municipalidad, sitio donde funciona el Concejo Deliberante.

La primera parada fue a 50 metros del inicio, frente al hotel Cuatro Plazas, propiedad de Hugo Racca y lugar donde Agustina sufrió el trágico episodio por el que hoy lucha por su vida en el sanatorio Los Alerces de Rosario:

Durante las cinco cuadras que recorrió, la marcha tuvo como denominador común el pedido de justicia. Grandes y chicos, con banderas y con aplausos, todos reclamaron por saber qué pasó ese 21 de septiembre cerca de las diez de la noche en una de las habitaciones del segundo piso del hotel céntrico.

Frente al municipio volvieron a manifestarse enfáticamente, y allí las hermanas de Agustina reiteraron un fuerte pedido de justicia, señalaron el grave estado de salud en el que se encuentra la joven, solicitaron que la investigación se realice correctamente, y marcaron un firme rechazo a la postura de Hugo Racca respecto del caso.

Los concejales Mauricio Plancich, Andrés Golosetti y Pedro Sanitá estuvieron en el lugar y se acercaron a saludar a las hermanas, el padre y otros familiares de Agustina. Plancich escuchó el planteo de las hermanas, quienes además reclamaron que debería haber estado el intendente Juan José Sarasola.  

La necesidad de que el hecho se esclarezca y el pedido de justicia por lo que pasó fueron los dos puntos que quedaron bien marcados con la marcha. Y la necesidad de que Agustina se recupere es el deseo de todos.