La jornada del 19 de octubre fue muy especial. En el día internacional de lucha contra el cáncer de mama, muchas personalidades se mostraron con lazos rosados para concientizar a la población sobre esta enfermedad. También valió para dar a conocer historias vinculadas a otros tipos de cáncer. El casildense Damián Musto aprovechó su fama para contar la historia que vivió puertas adentro de su casa.

En 2014, después de celebrar su casamiento, su esposa María Florencia fue diagnosticada con una afección en el útero. De allí en más, la pareja se unió, mostró un temple increíble y dio una lección de fortaleza que bien puede ser tomada como un ejemplo para el resto. Es por eso que el futbolista casildense se pintó dos líneas celestes debajo de sus ojos y contó la historia en las redes sociales de su actual club, los Xolos de Tijuana.

 
“Mi esposa me ha enseñado a luchar; donde uno por ahí creía que luchaba contra cosas importantes, después te das cuenta que las verdaderas cosas importantes son esas, y tuvimos la bendición, somos muy creyentes, junto a todos los que nos protegen arriba, más el grupo de doctores pudimos salir adelante”, resumió Damián, que también relató otras experiencias familiares de las cuáles aprendió.
 
Esta noche, a las 23 (hora Argentina), Musto se calza la camiseta 5 del Tijuana para visitar a Atlas en Guadalajara. Con sus compañeros, intentará volver a conseguir los tres puntos aunque como él mismo lo manifestó, lo realmente valioso sucede fuera del campo de juego.