Desde hace un tiempo, es sabido que la industria metalúrgica atraviesa un momento complicado en toda la región. Gherardi, la empresa insignia del rubro en Casilda, no es la excepción. Trascendió que la situación llegó al punto de realizarse el pedido de Procedimiento Preventivo de Crisis (PPCE) al Ministerio de Trabajo. La decisión aumentó aún más la preocupación de los empleados, que ven en riesgo sus fuentes de trabajo.

Juan Storlini, secretario general de la delegación local de la Unión Obrera Metalúrgica, expresó a Radio Casilda que aún no hubo información oficial desde el ministerio para solicitar una audiencia conciliatoria. “Hay que ver si la documentación presentada por la empresa tiene las condiciones dadas para que se abra el Procedimiento de Crisis. Nos preocupa, ya que esa presentación trae complicaciones para los trabajadores”, dijo Storlini.

Para que el PPCE sea otorgado, la empresa en cuestión debe presentar déficit en los últimos tres balances, entre otros requisitos. De darse lugar a la requisitoria, se efectuará una conciliación. “El objetivo de un procedimiento así es, en una empresa con 400 empleados, el de despedir alrededor del 10%”, advirtió el titular de la UOM casildense. Además, manifestó que en casos así, se apela a la utilización del artículo 247 de la Ley de Contrato de Trabajo, que prevé el pago de sólo media indemnización a los trabajadores cuyo vínculo sea rescindido.

Las circunstancias son dudosas, según Storlini. En su testimonio, el encargado gremial aseguró que Gherardi estuvo trabajando con horas extra recientemente, y que tiene varios talleres satélite en Casilda para llegar a suplir la demanda. Por lo tanto, el pedido otorga tela para cortar en lo que viene para los empleados de una fábrica con más de 70 años de historia.