El concejal Andrés Golosetti (bloque PJ) metió un pedido de informes en el parlamento local que incendió el paisaje político casildense. A través de su presentación, deslizó sus sospechas acerca de posibles dineros que van desde la Municipalidad a periodistas que -sostiene el edil- se dedican a agraviarlo de manera sistemática.

Durante la sesión de este jueves en el Concejo, el justicialista exigió a la gestión del intendente Juan José Sarasola "mayor transparencia" y difusión detallada de la distribución de la pauta publicitaria municipal.

“Atacan siempre a los mismos y para colmo lo hacen con mentiras que ni siquiera tienen que ver con la función pública”, soltó Golosetti en alusión a algunos trabajadores de prensa. No quiso dar a nombres propios pero dijo que en Casilda "todos saben quien es quien".

En el Concejo tienen que el presupuesto por publicidad asciende a un monto global de dos millones de pesos anuales, aunque no hay una discriminación puntual sobre cada uno de los destinatarios de ese dinero. Entonces Golosetti señaló la vigencia de la ordenanza de libre acceso a la información pública, redactada por el propio intendente del Frente Progresista. "Muchas cosas que deberían saberse, para esta gestión son secretas", reprochó el edil justicialista.

Si bien la desconfianza de Golosetti se basa en simples sospechas y conjeturas, está intranquilo porque nadie sale a negárselo. “Esta gente le hace muy mal a la función pública. No me afecta porque sé de quien viene. Aunque sería sensato que si me estoy equivocando, me lo demuestren”, enfatizó.

El pedido que se realizó en el recinto este jueves fue acompañado por todo el Cuerpo Legislativo y se espera por la explicación del Ejecutivo municipal.