Padres de jóvenes de entre 16 y 17 años de la ciudad de Casilda se comunicaron con la emisora Radio Casilda para hacer una denuncia grave, en la que dan cuenta de que jóvenes que se encontraban en la zona de las cuatro plazas, le ofrecieron a sus hijos "drogas".

Tal como relatan los progenitores, un grupo conformado por varones y mujeres se acercaron hasta donde se encontraban sus hijos y le ofrecieron "probar alguna droga", incluso, y tal como confiaron, les mencionaron que "si quieren, tenemos para vender".

Joaquín  Chiavazza es subsecretario del Ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe y este lunes se llegó hasta la ciudad para hacer efectiva la entrega de nuevos móviles policiales, pero, al ser consultado por esto, también dio su punto de vista.

"El problema de las drogas es algo histórico de la humanidad, no es un problema de Casilda, soy de Rosario y la ciudad tiene un gravísimos problemas con el tema de la droga y su venta. Lo que se busca es prevenir estas situaciones, pero resulta muy conflictivo, la cuestión es aumentar los refuerzos", mencionó.

"Esta cuestión que planteas -señala  Chiavazza en relación a la denuncia-, la vamos a poner en conocimiento de las autoridades policiales para que investiguen quienes son estos jóvenes que están ofreciendo estupefacientes. Ciudades como Casilda nos permiten tener mayor nivel de conocimiento de los lugares donde se podrían esconder estar personas", sumó el entrevistado.

Además, para cerrar, comentó que "la situación es muy compleja porque como hay grupos de jóvenes y de adultos que rechazan este tipo de acciones, hay muchos jóvenes y adultos que consumen estupefacientes y eso alimenta a un mercado ilegal muy grande", concluyó.

 

La palabra de Joaquín Chiavazza, del Ministerio de Seguridad.