Un joven camionero de Casilda denuncia haber sido víctima de un error. La CNRT rechazó su renovación de licencia de conducir porque lo consideró no apto. Según el ente, el hombre tenía cocaína en su cuerpo a la hora de realizarse el examen de orina. El chofer recurrió a la Justicia, se hizo contrapruebas y pide alejar de él la dura acusación.

El muchacho es empleado de una firma local y contó siempre con el respaldo de su contratista. El caminero recurrió a una bioquímica de la ciudad el mismo día que recibió los resultados de los exámenes y asegura que los exámenes comprobaron que no había drogas en su organismo. Sin embargo, en la oficina de gestiones rechazaron esas pruebas. 

“Creo que lo más terrible del hecho es que cuando nos presentamos con una contraprueba recibimos un destrato. Ni siquiera quisieron escuchar lo que teníamos para decir", sostuvo Diego Haro Martínez, abogado defensor del caminero, en Radio Casilda. Como la fiscalía de Casilda consideró que no había delito, elevó el reclamo a la fiscalía regional.

 

 

 

En Rosario hicieron lugar al pedido y el casildense deberá volver al Centro de Estudios Psicofísicos para comprobar su inocencia. "En los próximos días le darán su carnet", confió Haro Martínez.

El abogado aseguró que se trata de un hecho sumamente grave, ya que presupone que hubo un error y que fue habilitada una persona que manejaba bajo el efecto de sustancias prohibidas.