En enero de este año vecinos se acercaron al Municipio para solicitar información sobre la construcción de una antena en el predio de Aguas Santafesinas ubicados por calle Ovidio Lagos 3280. Teniendo en cuenta la postura de los casildenses, desde el Ejecutivo pusieron en marcha un proceso para averiguar de qué se trataba este inicio de obra, ya que hasta el momento no habían recibido ningún pedido legar para llevar adelante la construcción.

"El estado de situación actual es que quedó todo detenido en el momento que mandamos una notificación tanto a Aguas Provinciales por ser el dueño del predio, a la Secretaría de Tecnología de la Provincia y a la empresa que tenía la conducción de la obra, al principio, en enero,  porque no estaba regulada”, explicó Andrés Docnich, secretario de Gobierno en diálogo con Radio Casilda.

Tal como explicó el funcionario, este jueves en el Palacio de la Municipal están invitados vecinos de la zona (autoconvocados), concejales de la ciudad y “el intendente citó a autoridades provinciales relacionadas con el tema”, agregó Docnich.

Es por eso que dirán presente referentes del Ministerio de Salud, teniendo en cuenta que la antena sería para mejorar y/o ampliar el servicio telefónico 107, pero también del del Ministerio de Seguridad porque a su vez implicaría una mejora en área policial, y de la Secretaría de Tecnología y.

"El intendente ha participado fervientemente de la idea de los vecinos autoconvocados en cuanto a tener la certeza de que si se va a instalar una antena en la ciudad de Casilda, sea con todas las normas de seguridad y de salud y que no tengan ningún perjuicio la población", cerró el entrevistado.

Por otro lado, aseguró que “según consta en el expediente, esta antena será utilizada por el Sies y el 911, exclusivamente para cuestiones de seguridad y sanidad. Hay una ordenanza que establece que estas antenas se pueden instalar, ahora lo que nos aqueja es darle sustento jurídico de la instalación o de la antena”.

Dentro de los informes con los que cuenta la Municipalidad de Casilda, consta, según el secretario de Gobierno que la estructura que quieren poner en funcionamiento no emite radiaciones ionizantes “y cumplen con los protocolos y normativas de la Organización Mundial de la Salud en cuanto a instalación e impacto ambiental”, tal como manifestó al aire de la emisora.

“Es por eso que el intendente quiere citar a las partes para tener racionabilidad de la decisión”. En parte, ahora solo resta saber qué pasará el próximo jueves 11(a las 11.30) cuando las partes se encuentren para tratar la problemática. La Municipalidad deberá determinar qué camino tomar, ya que aparentemente hay una Ordenanza que permite esta instalación, y por otro lado, un grupo de vecinos preocupados por lo que pueda llegar a pasar.