El arranque de semana será atípico para los casildenses. Las oficinas y dependencias municipales permanecerán con sus puertas cerradas debido a que los empleados locales estarán celebrando su día. Se había acordado de antemano con el Departamento Ejecutivo Municipal trasladarlo al lunes 12, ya que la fecha original fue el viernes 8.

Desde la cúpula del Palacio Municipal se aceptó la sugerencia del gremio y se comunicó por decreto a mediados de la semana anterior. El mismo tiempo, se le dio libertad a las comunas adheridas a establecer sus acuerdos particulares con los gobiernos de turno. De esa manera, habrá localidades que este lunes trabajarán con normalidad y otras que se acoplarán a Casilda.

Ninguna de las oficinas que dependen del municipio abrirán sus puertas por esta mañana, tampoco habrá labor para las cuadrillas que se desempeñan en las calles y la sede local tendrá escaso movimiento.