La auditoría a la empresa de servicios Sapem ya es vox populi en la ciudad, aunque suena extraño que el cuerpo legislativo todavía no haya tenido acceso a la misma. Incluso en la sesión del último viernes hubo un reclamo del concejal Germán Zarantonello pidiendo que los documentos sean elevados a los ediles para su análisis. Al parecer, esta semana podría haber novedades al respecto. 

El mismo concejal justicialista admitió que en las últimas horas se cruzó en los pasillos de la Muni con el Intendente, Andrés Golosetti, quien reconoció la demora y prometió una pronta respuesta. De hecho, en su intervención fuera del orden del día del pasado viernes, Zarantonello se mostró algo molesto porque los números ya están regando por medios gráficos.

A su modo de ver las cosas, el pedido que hicieron los ediles de la ciudad fue "light", dado que las notas no suelen tener el peso que, por ejemplo, le daría un proyecto de decreto. "Si llegamos a la sesión del viernes y no está el informe de la auditoría voy a tener que pensar que no se quiere elevar al Concejo", insistió el ex director de Tránsito.

Más adelante en la charla que mantuvo con Radio Casilda, negó que haya especulaciones o acuerdos políticos. Pero pidió prudencia para expresarse concretamente sobre el tema. "Hasta que no vea los números con mis pares y consulte con mi estudio jurídico privado, no me voy a expedir al respecto. Sí, soy terminante, y puedo adelantar que si hay una presunción de delito, voy a acudir a la justicia", adelantó. Aunque enseguida aclaró que en caso de que "sólo se trate de un desmanejo" no habría porque judicializar la cuestión.