El predio donde funciona la sede de Transportistas Asociados de Casilda fue visitado por extraños indeseado en las primeras horas del lunes y lamentablemente huyeron con un botín importante. Según pudieron referenciar sus miembros, luego de la denuncia policial, los ladrones ingresaron rompiendo un tejido y se llevaron el combustible de al menos cuatro camiones que estaban estacionados en el lugar.

"Para nosotros es una herramienta de trabajo. Y no sólo se llevaron combustible, rompieron todo. Hicieron una desastre. Hay mangueras desparramadas y pisadas por todos lados", sostuvo Rubén Balestra, presidente de la asociación, algunas horas después del hecho delictivo. El lugar, ubicado sobre ruta 33, a unos 300 metros del bulevar 25 de mayo, cuenta con iluminación propia y cámaras de seguridad, aunque no amilanó a los malhechores. 

Aparentemente, los intrusos ingresaron abriéndose paso por el tejido perimetral, estaban encapuchados, puesto que no se veían sus rostros, y se fueron ocultando tras los rodados. Las marcas de pisadas hacen indicar que se fueron sobre la calle Bolívar, por la parte trasera. Donde se veían huellas de neumáticos.

Lo más indignante de la situación es que hace un mes hubo un hecho de similares características. Por lo que no se destacar implementar nuevas medidas de seguridad. Un estimativo del botín que se llevaron los ladrones habla de 500 a 600 litros de gasoil.