Hace años que el hospital muestra una muy buena atención y un compromiso importante con la comunidad. Eso implica que cada vez más gente se acerque pero ante la creciente demanda, los profesionales no dan abasto.

Lo previsto es que entre 20 y 30 personas consulten la guardia de un hospital, aunque en Casilda el promedio se triplica. Hay casi un centenar de visitas diarias, por lo cual la atención se ve afectada y el tiempo de espera entre un paciente y otro, también aumenta. 

La sobrecarga es evidente porque en función de diferentes motivos, los casos no se llegan a resolver de forma ambulatoria y por ende, la gente se acerca al centro de salud ubicado sobre el Bv. 9 de Julio.

Martín Gasol, director del Hospital de San Carlos.
Martín Gasol, director del Hospital de San Carlos.

"Estamos trabajando con consultorio de clínicos que está desde las 7 a las 20. No es tampoco esa la solución. En el hospital hay un 30% de pacientes que tienen obra social y podrían tener respuestas en otro lugar. Entendemos que la parte pediátrica es un problema, y el hospital es el único lugar de respuestas, con o sin obra social. Puede que la gente elija venir a la guardia, es más fácil que conseguir un turno. También hay un servicio de laboratorio y rayos que funcionan casi las 24 horas y no debería ser así", explicó Martín Gasol sobre los motivos que llevan al colapso de la guardia.

El director del Hospital San Carlos manifestó su preocupación en Radio Casilda y detalló que "mucha gente se va con una medicación a su casa a la hora que sea. Hay un montón de matices para que la atención en el hospital haya crecido. No deja de preocuparnos porque queremos seguir dando esas respuestas, pero no es fácil".