Entre los distintos problemas ocasionados por las constantes lluvias en la ciudad está el de la inaccesibilidad al basural de la empresa Servicios Casildenses Sapem y en consecuencia los residuos deben ser depositados en  un sitio improvisado, que ahora también presenta signos de anegamiento.

El basural de Casilda se encuentra a unos siete kilómetros de la ciudad y el único camino que lleva hasta el lugar es el que tiene continuidad con el bulevar Ovidio Lagos. Por ser de tierra, desde el 1 de abril, día en que comenzó la lluvia, es imposible transitarlo.

Por eso las autoridades decidieron comenzar a trasladar los residuos al ex matadero municipal, ubicado en el ingreso a la ciudad por ruta 92.

Pero la constante caída de agua, la cercanía con los canales clandestinos de zona rural que también que también afectan a Nueva Roma y el tanto ir y venir de los camiones hizo que el ingreso comience a complicarse por la gran cantidad de barro.

A esto se le suma la gran acumulación de agua que tiene el predio.

En el video se puede observar cómo se está el lugar donde actualmente depositan la basura:

Si bien aún se puede ingresar, aunque con muchas dificultades, preocupa la posibilidad concreta de que continúe lloviendo como así también la capacidad del lugar ya que no cuenta con el espacio suficiente como el verdadero predio utilizado como basural.

El ex matadero municipal se encuentra en cercanías del Área Industrial y el Aero Club, dos de los lugares que sufren el ingreso de agua en sus instalaciones. 

Desde Sapem esperan que con un respiro del tiempo el agua comience a bajar y permita poder depositar parte de los residuos en el ex matadero, y al mismo tiempo ruegan que el camino al basural seque para llevar gran parte de los desechos.