La diputada provincial, Miriam Cinalli, elevó un pedido de informes a la cámara en torno a las medidas, estudios y evaluación de factibilidad ambiental, hídrica y social, de la empresa Befesa en función de la planta de tratamiento de zinc que busca instalar en Arequito.

Atendiendo a las inquietudes de vecinos de la localidad y región, la legisladora pidió saber qué acciones se están llevando a cabo. Ante la creciente preocupación de vastos sectores de la sociedad en relación al crecimiento de enfermedades, es necesario brindar a la comunidad toda la información posible sobre los estudios de factibilidad que se realicen.

Cinalli remarcó en Radio Casilda que "esta empresa sabemos que, a nivel mundial, es contaminante y agresiva para el medioambiente".

 
La planta no se instaló pero si el debate. Arequito discute en torno a la multinacional que puede llegar o no a desembarcar en el pueblo. El actual presidente comunal se refirió al tema, también lo hizo la jefa electa, lo replicó la oposición y desde ya, los propios vecinos. Incluso desde la Provincia lanzaron advertencias. Por ahora, la historia sigue abierta y aún lejos está de conocerse su desenlace.