Esta semana se realizó la audiencia imputativa en el marco de la causa por amenazas a referentes de derechos humanos, sindicales, sociales y políticos de la región, entre los que se encontraba la casildense Sandra Michelón. La resolución que dictó la jueza Paula Álvarez marca una prisión preventiva efectiva por el plazo de 45 días para un policía federal y otra persona detenida en Rosario.

El policía federal Lucas Semec, y una mujer de 53 años identificada como Teresa V. son los dos acusados de haber cometido los delitos de realizar amenazas calificadas, de manera anónima, y apología del crimen. 

La Unidad de Investigación y Juicio, representada por el fiscal Gustavo Ponce Asahad llevó adelante la acusación que derivó en una serie de investigaciones que todavía siguen su curso en torno a amenazas sistemáticas a fiscales, políticos, militantes de agrupaciones de derechos humanos, abogados querellantes de juicios por delitos de lesa humanidad y demás víctimas.

La metodología de las amenazas constó en agregar a las víctimas a grupos de WhatsApp en los que se aludían a distintos referentes del gobierno militar argentino de 1976 y a hechos propios de aquella época.

La profesora Sandra Michelón habló en Radio Casilda y dijo haber sentido una suerte de escozor al momento de recibir los mensajes, que en su caso, también fueron privados, y aumentaron tras la muerte de Eugenio Zitelli. "La pasé muy mal. La detención me tranquiliza a medias porque yo no se que va a hacer este sujeto cuando salga", aseguró Michelón.