Las fiestas llegaron y esta noche será la primera prueba para poner en marcha las mecánicas organizadas por el Municipio, la policía y demás organismos de control respecto a la prevención social. Entre los puntos que buscan de alguna manera erradicar, se encuentran los festejos clandestinos.

Por eso, Radio Casilda dialogó con Hernán Ferrero, jefe de la Unidad Regional IV, quien mencionó: "Nos queda todavía por el día de hoy, el tema comercial, que estamos realizando patrullajes apuntando a eso".

Siguiendo con la temática consultada, dijo: "Respecto con lo que es Navidad y Año nuevo, (los operativos) van a estar focalizados". Tal como relató, esto se pautó "a partir de la reunión que hemos tenido en la Municipalidad de la ciudad de Casilda que la presidió el intendente,  se encontraban concejales y diferentes autoridades de las áreas de control".

En resumen, aseveró que "se sacó en limpio que se van a hacer controles de alcoholemia, van a ser muy rigurosos, van a participar Inspectores Municipales, Seguridad Vial, sobre todo en ruta. Lo de la Municipalidad va a ser más movible y nosotros le tenemos que brindar apoyo y seguridad a su trabajo".

Además, explicó que si "en el patrullaje preventivo dentro de la ciudad detectamos algún que otro individuo conduciendo alcoholizado , convocamos a inspectores municipales que van a estar ya toda la noche y vamos a proceder en secuestrar el vehículo", citó a modo de ejemplo.

En lo que se refiere al posible encuentro en la zona de las cuatro plazas, Ferrero dijo: "La municipalidad tiene sus inspectores de control con el apoyo de personal policial. La Municipalidad contrató servicio adicional y habrá un apoyo. También van a trabajar en fiestas clandestinas, para que no haya fiestas clandestinas". Y sumó: "Todos los pueblos van a hacer lo mismo, los espacios públicos van a estar destinados a los jóvenes".

Habrá "un recargo en el servicio debido a que no podemos afectar el servicio ordinario de patrullaje y prevención la 24 horas, serán unos 25 efectivos". Teniendo en cuenta el resto de las localidades de las cuales depende la Unidad Regional IV, "de llegar a tener algún inconveniente, se le van a mandar refuerzos".

 

Hernán Ferrero, jefe policial.