En Bigand piensan en como combatir la inflación, el tarifazo y el ajuste. Sobre todo teniendo en cuenta la época del año que se atraviesa. En ese sentido, desde la entidad comunal se hizo entrega de un nuevo horno para la Asociación Bigandense de Mujeres en Acción Comunitaria -ABMAC-. Un espacio que emplea a mujeres y produce alimentos a bajos costos.

El nuevo equipamiento tiene una real significancia ya que servirá para elaborar pan dulces en mayor escala. La sala fue inaugurada en septiembre de este año y no tiene como objetivo la competitividad. Muy por el contrario, es un lugar donde las familias y jubilados pueden encontrar alimentos para su mesa navideña a precios muy accesibles.

Las mujeres que se desempeñan en ABMAC poseen su propio espacio de trabajo, venden lo que producen y, a la vez, actúan como agentes sociales para soliviar el bolsillo de los vecinos bigandenses.

Por otra parte, la Comuna también hizo otro aporte extra de 21 mil pesos para financiar la primera compra de productos básicos como harina, fideos, arvejas, aceite, yerba y azúcar.