Desde el pasado fin de semana, Fuentes cuenta con otro móvil policial para patrullar las calles del pueblo. La vieja Ranger modelo 2005 fue reemplazada por un Amarok impecable que se utilizará para transitar caminos rurales. De todas maneras, las autoridades locales pretenden seguir creciendo en materia de seguridad y apuntan a incrementar el material humano.

“Es importante contar la presencia de móviles policiales para apagar cualquier foco delictivo que se pueda formar. La gente camina más tranquila cuando ve a la policía”, aseguró Norberto Contrucci, mandamás de la Comuna, en diálogo con Radio Casilda. Lo cierto es que los uniformados del lugar se venían manejando con un único automóvil y una furgoneta que se encontraba muy deteriorada.  

El nuevo objetivo para Contrucci y compañía es lograr que se aumente el personal de la comisaría local. Hoy en día, Fuentes cuenta con nueve efectivos que deben dividirse tareas de distintas índole, como brindar seguridad en espectáculos deportivos o nocturnos. “Nos gustaría que siempre haya alguien la comisaría. Parece una tontería pero es un problema que siempre tienen las pequeñas comunas”, agregó.

En otro apartado, el mandatario se refirió a los hechos de inseguridad que se registran en la localidad. Aseguró que se han logrado disminuir, aunque en ocasiones surgen robos menores o ingresos a hogares deshabitados.  A su modo de ver, es una situación que lamentablemente se repite a lo largo de todo el sur santafesino.