La comunidad católica de la ciudad mostró nuevos avances en uno de sus proyectos más ambiciosos. Desde hace varios meses se inició con una reparación total de la Parroquia San Pedro y los resultados comienzan a visibilizarse. Mientras tanto, se está ofreciendo un bono contribución para costear los gastos en los cuales se vienen incurriendo.

Las recientes intervenciones están centradas sobre la parte interior de la cúpula, uno de los rincones que más llama la atención a la vista de quienes pisan el templo. La empresa a cargo de la tarea es especialista en refaccionar edificios históricos y lo ha demostrado con creces. Son notorio los cambios en la pintura de las columnas que rodean a la parte más alta, y el andamio ya está situado en su punto más alto. Incluso se está tratando de que la cúpula recupere el esplendor que supo tener originalmente en sus inicios.

Vale recordar que todo está siendo coordinado por la arquitecta en Arte Sacro de la Arquidiócesis de Rosario, Silvia Mussura, quien se encarga de gestionar y gerenciar la obra. 

Claro está que los trabajos no son económicos, dado que requieren de buenos materiales y mano de obra capacitada. Por esa razón, la Secretaria Parroquial lanzó un bono contribución para aliviar las arcas. El mismo se puede adquirir de forma personal en las instalaciones de la Parroquia San Pedro o llamando al número 422148. El bono consta de 10 cuotas de 200 pesos, incluye un premio final de 50 mil pesos a sortear en abril de 2020 y también hay sorteos periódicos de electrodomésticos.