En Santa Fe ha despertado mucho interés la posibilidad de tratar a pacientes Covid con ibuprofeno inhalado. Sin embargo, al tratarse de un protocolo aun no certificado, desde el Ministerio de Salud de Santa Fe todavía se colocan reparos. Por eso, el hecho de que al diputada provincial, Cesira Arcando haya confesado públicamente que estaba haciendo uso de dicha droga causó un poco de revuelo.

La legisladora, quien fue diagnosticada como portadora de coronavirus y hasta el día de hoy atraviesa un cuadro severo, estuvo en comunicación con Radio Casilda. "Me puse en contacto con un grupo interdisciplinario de médicos. Estuve tomando antibióticos y corticoides, pero la respiración no mejoraba", relató. Quien además adujo que pasó más de diez días con fiebre, dolores corporales e problemas intestinales.

Al ver que la situación no mejoraba y sin la necesidad de que fuera hospitalizada, los especialistas que la trataron consultaron con la Fundación Repirar para habilitar el uso del ibuprofeno inhalado. Claro que para ello, Arcando debió firmar un consenmiento en el cual le informaron acerca de las ventajas y desventajas, del uso compasivo de una droga que todavía está en estudio.

"Quiero dejar destacada una cosa. Pude utilizar el tratamiento porque los médicos que me atendieron se dedican a hacer investigaciones y tenían disponibles un lote de ibuprofeno inhalado para estudio de fibrosis quística", declaró. Y aseguró que, en su caso personal, sintió que su condición respiratoria mejoraba con cada nebulización. Pero también producía un pequeño ardor en la nariz. 

"No es la cura del Covid, pero estoy a favor de todos los elementos que ayuden a evitar el colapso del sistema sanitario", es explayó Arcando. Quien contó que el tratamiento no ingresó todavía en Santa Fe por una disposición de Anmat que prohibe el tránsito entre jurisdicciones. 

"No conseguí el tratamiento por ser diputada sino porque los médicos tratantes hacen investigación", insistió. Incluso, su testimonio puede ser clave. Dado que se comunicó con la ministra Sonia Martorano, quien le trasladó la posibilidad de evaluar el uso compasivo del ibuprofeno con consentimiento firmado de familiar y médico para cualquiera paciente Covid.