Para estas fiestas versión 2017, la Intendencia decidió darle otra impronta a los adornos que reflejan el espíritu navideño. El viejo arbolito con luces multicolores que estaba situado en el corazón de las Cuatro Plazas, ya es historia. Ahora, el símbolo más importante está plantado en la rotonda de Lisandro de la Torre y 25 de Mayo.

Desde su inauguración, en la medianoche del 8 de diciembre, el innovador arbolito de tela blanca ha cosechado innumerables opiniones. Claro que en ese sentido, las redes sociales juegan un rol preponderante. La aprobación no ha sido unánime, aunque parece que la mayoría de los casildenses le pone pulgar para arriba.

Su diseñadora, Noris Scazzina, habló en Radio Casilda y explicó como surgió la idea. "Utilizamos retazos que nos habían quedado de la bandera que se colocó sobre el edificio municipal en el Día de la Bandera. Queríamos hacer algo grande, innovador y con poco gasto", sostuvo la joven.

Scazzina contó con la colaboración de Marta Lapegüe, secretaria de Obras Públicas, y Antonio Lucci. Juntos, conformaron un móvil compuesto por dos secciones de tela blanca. Tiene doce metros de altura y, por las noches, se iluminado con un juego de bolas de espejo que tiene en su interior.

"Me pone contenta que llame la atención y que los nenes se quieran sacar fotos a su lado. Por más que piensen que no sea un arbolito de Navidad”, enfatizó la diseñadora.