El sábado pasado en la localidad de Pujato se realizó una caravana pacífica con bocinazo encabezado por los compañeros de Horacio Castelli, el taxista que falleció en un accidente de tránsito en el ingreso al pueblo, en el kilómetro 754 de la Ruta Nacional 33. Ahora los organizadores denuncian amenazas.

Clara Rosales es empleada de Radio Llamada Ovidio Lagos, firma en la que se desempeñaba como chofer Castelli y organizadora en conjunto con otros compañeros, de las dos marchas que se concretaron tanto en la ciudad como el pueblo vecino.

En diálogo con El Equipo de la Mañana, en Radio Casilda, Rosales explicó: "Cuando estábamos por salir para Pujato para hacer el bocinazo -el día sábado-, nos llamaron al teléfono de la agencia con varias amenazas pidiendo que no vayamos, que la policía nos iba a estar esperando. Cosa que era mentira".

Por otro lado, sentenció: "El día domingo a la mañana recibí algunas amenazas a mi celular, me pidieron que parara con estas marchitas". Además, relató otro de los mensajes intimidatorios: "Dejate de joder porque te voy a hacer cagar". Todo se dio a través de llamados telefónicos.

"No tengo miedo, eso lo hacen los cobardes o las personas que tienen algo que esconder, ya hice las denuncias correspondientes. No lo voy a tener en cuenta lo que me dijeron, no le voy a dar importancia. Importante es que se haga justicia y que paga el responsable de esto", señaló Rosales.