Los vecinos de calle Güemes al 2600 vienen expresando sus quejas desde principio de semana por el desorden que generaron los contratistas de la EPE, quienes realizaron podas en la zona. Gran parte de las ramas y hojas que se removieron, quedaron literalmente obstruyendo la calzada. Desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos adujeron que la limpieza corre por cuenta de la misma empresa. 

"Cuando lo hacemos desde el municipio, lo recolectamos en la misma semana", manifestó Marta Lapegüe, titular de la cartera, en los micrófonos de Radio Casilda. La defensa de la funcionaria vino a colación porque este jueves pasó la cuadrilla que recoleta los residuos voluminosos sobre ese lugar, aunque las ramas permanecieron intactas. 

Por otra parte, reveló que la EPE llevó adelante la poda en ese sector con un aviso tardío, que no les dejó demasiado margen de maniobra para atender el reclamo. Ya hubo un aviso para qe se retiren los deshechos, sin embargo hasta el momento siguen estorbando a loa automovilistas que atraviesan esa arteria.

Al mismo tiempo, desde la Secretaría de Obras y Servicios Públicos anticiparon que una de las prioridades de la cuadrilla de arbolado será retirar los restos de verdes que quedaron en el barrio Nueva Roma luego una pequeña desforestación que se hizo como obra complementaria a la Circunvalar. "Fueron aberturas de calles que hicimos y está pendiente la tarea de quitar esas ramas", dijo Lapegüe.