Luego que un hombre fuera golpeado en las inmediaciones del Museo Municipal, se empezaron a tejer una serie de conjeturas alrededor suyo. ¿De dónde viene? ¿por qué golpearon?, ¿que hacía allí? Las respuestas fueron apareciendo a partir de advertir su identidad y repasar su historia previa.

Juan tiene 46 años y hasta hace un año se alojaba en un campo cercano a Sanford. Los habitantes de la zona rural empezaron a realizar denuncias porque notaban en su persona un comportamiento inadecuado y un estado de abandono permanente. La Secretaria de Desarrollo Social intervino al punto tal que Celina Arán, titular de la cartera, manifestó haberlo encontrado "con un trabajador del corralón cuando fuimos en una chata municipal, y recuerdo que estaba acompañado de un perro y en condiciones muy graves", según contó en Radio Casilda.

La Secretaria reconoció que después de ese primer encuentro lo asistieron aunque no de forma sistemática, brindándole alimentos e invitándolo a que asista al Hospital San Carlos para realizarse diferentes tipos de curaciones y exámenes. Si bien el hecho de estar en la calle no constituye un delito, se buscó darle soluciones a partir de entrevistas con familiares pero su "situación de calle" nunca cambió.

Después que Juan deambule por varios puntos de Sanford, tras unos meses en los que estuvo con familiares, decidió irse y vivió en una pensión de la ciudad, participó de un incidente y fue expulsado. Por propia determinación, no quiso volver a Sanford y se quedó a vivir en las calles, mendigar en los bares y asentarse en donde pudiese, tal cual sucedía por estos días en la obra en construcción lindera al museo.

En la madrugada del martes, sufrió la golpiza por la que debió ser asistido por una ambulancia y derivado al hospital. Lo que indican fuentes judiciales es que los testigos aseguran que Juan fue abordado por dos jóvenes que estaban totalmente alcoholizados y se ensañaron con su persona sin motivo alguno. Si bien los abusadores fueron descriptos aún no se confirmó que hayan sido demorados ni detenidos. Mientras tanto, la víctima sigue internada en el hospital y los facultativos aguardan su evolución. Los directivos del San Carlos informaron a CasildaPlus.com que mientras completan los estudios referentes a su precario estado físico, evaluan en dónde podrá continuar su recuperación una vez que tenga el alta médica.