La figura de la Virgen de Fátima que partió desde la Capelinha de las Apariciones, en el pequeño poblado portugués de Cova da Iria, ya está en territorio nacional. Y entre las tantas regiones en las cuales se pudo ver, se encuentran el sur de Santa Fe. Sin ir más lejos, en la jornada de jueves estuvo en Casilda y luego partió a la vecina localidad de Pujato.

El arribo de la imagen hacia la capital del departamento Caseros se dio el miércoles por la noche. Aunque recién el jueves a primera hora de la mañana se realizó la bienvenida oficial y se abrieron las puertas de la Parroquia de Fátima, ubicada en la intersección de Buenos Aires y Alvear. 

A media mañana se llevó adelante la celebración de la eucaristía. Y por la tarde, la exposición y adoración con rezo de la coronilla. Los fieles del barrio Nueva Roma y de distintos puntos de la ciudad, se acercaron a agradecer a la madre de Jesús y dejar en sus manos sus peticiones. Alrededor de las 16, la imagen siguió su rumbo por ruta 33 hacia la localidad de Pujato.

La Virgen de Fátima está recorriendo diócesis argentinas desde el pasado mes de abril. El mismo Papa Francisco grabó un video en el cual anticipó su llegada y clamó porque sea recibida de buena manera y "con fiesta". La escultura partió desde el pequeño poblado de Cova da Iria, en Portugal, sitio en el cual se asienta el Santuario de Nuestra Señora de Fátima.