El espectro industrial de la región celebró la suba de aranceles para productos importados en determinados rubros sensibles, en el marco de una política antidumping promovida desde el Observatorio de Importaciones de Santa Fe. 

Los primeros reconocimientos surgieron desde el cluster de básculas y balanzas de Casilda, pero también los fabricantes de equipos de aire acondicionado, motores de ascensores y montacargas, trajes, arandelas y cintas métricas, de China, y tejidos de Perú. El gobierno, además, abrió investigaciones sobre sospechas de prácticas de dumping en lavavajillas de Turquía y China, rejillas metálicas de China y Taipéi, ventiladores y calefactores de China, papel y cartón de Finlandia, placas de polipropileno de Perú y cuchillos de Brasil, entre otros.

Las medidas de alivio como elevar alícuotas de aranceles se dieron a partir de resoluciones de la Comisión Nacional de Comercio Exterior, luego de lo informado por el Observatorio de Importaciones de Santa Fe, que se tomó el trabajo de dialogar con los empresarios de distintos sectores afectados.

A partir de esto, “recibimos un agradecimiento por el apoyo de Capifem, cámara que agrupa al clúster de balanzas y equipamiento de precisión de Casilda”, declaró el director del Observatorio de Importaciones, Sergio Buchara.

El propio ministro de Producción santafesino, Luis Contigiani, se refirió a la habilitación para investigar dumping básculas y electrodomésticos, señalando que el Observatorio de Importaciones “da frutos”. Y dio como ejemplo que el “empleo en Casilda y Baigorria” está “protegido”.

“La creación del Observatorio junto a Fisfe, la puesta en agenda del tema importaciones, la permanente recorrida por empresas, reuniones con sectores sindicales afectados, y las gestiones ante autoridades nacionales, finalmente parece que dan sus frutos”, agregó el ministro, esperando “que este tipo resoluciones y otras medidas proactivas que venimos reclamando en materia de comercio exterior, sean moneda corriente en los próximos meses. Lo que está en juegos son miles de puestos de trabajo y el futuro del mercado interno.

Cabe aclarar que se considera que existe dumping cuando el precio de exportación es inferior al precio comparable del mismo producto o de un producto similar en el mercado interno del país de origen.

Con la llegada al poder del gobierno de Mauricio Macri se fue “acelerando” el ritmo de la importación, contó Buchara, indicando que por ello “desde Santa Fe estamos advirtiendo permanentemente al gobierno nacional por el efecto que genera en nuestros industriales un mundo donde hay sobreoferta de productos terminados y donde la mayoría de los países están protegiendo a sus industrias, sus puestos de trabajo y a sus empresarios”.