Tras la movilización del pasado jueves, que incluyó un contacto con los concejales de la ciudad, los integrantes de la Multisectorial Casilda se reunieron el lunes por la noche. De aquí en más actuarán como un órgano de defensa del ciudadano.

El objetivo es ponerse a disposición de los casildenses para evitar que se les corten los diferentes servicios a causa de la falta de pago de los mismos. Es decir que quienes sean avisados que ante el próximo atraso se quedarán sin luz, agua o gas porque la empresa ya no tolera retrasos, deben presentarles su caso a la Multisectorial para que eviten el corte.

Los gremialistas tomaron esta determinación porque creen que es necesario que se discuta el costo de los servicios, y el nivel de aumento de los mismos, el cual resulta indiscriminado. "Entendemos que hay una suba excesiva, y no pasa lo mismo con salarios y jubilaciones. Es ilógico", resumió Emiliano Scopetta en Radio Casilda.

Para el referente del grupo este conflicto amerita una "solución política", pero mientras tanto realizarán abrazos simbólicos a los domicilios en donde existan amenazas de cortes de servicios básicos a familias que tengan la voluntad de pagar y no puedan hacerlo por falta de recursos ante el notorio incremento de su costo.