En Casilda hay un buen número de terrenos que no están edificados, o algunos que quedaron abandonados, con un par de paredes levantadas. Unos y otros son espacios a los cuáles les falta una custodia, mucho más si están ubicados en los márgenes de la ciudad.

Puntualmente en Nueva Roma, la mayor parte de las tierras son de propiedad privada. Ante la acumulación de rumores que suelen escucharse en las calles de la ciudad, la Municipalidad tomó nota y advirtió cómo debe actuar quien sufre o nota una situación de usurpación de tierras.   

“Cuando un particular ve vulnerada su derecho a la propiedad puede dirigirse a Fiscalía o la Policía para denunciarlo. Cuando es un vecino, que no sabe de quién es el lote, le pedimos que se acerque inmediatamente a la Secretaría de Desarrollo Social”, afirmó Celina Arán, titular de esa cartera.

Arán afirmó en Radio Casilda que existe un protocolo de actuación mediante el cual, el área de Desarrollo trabaja conjuntamente con la Policía Comunitaria, Fiscalía y la Secretaría de Seguridad Ciudadana.  “En un primer momento nos acercamos a hablar con la persona que ocupa, les explicamos las consecuencias penales del delito de usurpación y si persiste en la comisión del hecho le damos lugar a la intervención a la policía y a fiscalía para que procedan conforme a la ley”, sentenció la Secretaria de Desarrollo Social.