Las discusiones salariales están en su punto más álgido y, por el momento, ninguna de las dos partes parece dispuesta a querer ceder. En la reunión que tuvieron los maestros este viernes con los funcionarios del Gobierno Provincial se encontraron con una oferta prácticamente igual a la inicial. De este modo, ratificaron el paro para martes y miércoles. En igual consonancia están los empleados estatales.

En la primera semana del ciclo lectivo 2018, los docentes desarrollaron un medida de fuerza que se extendió por tres días -incluida la adhesión al 8M- y habían anticipado que habría otras 48 horas sin clases sino llegaba una oferta superadora. La advertencia se concretará ante el disconformismo general que se desató tras el encuentro del viernes.

El aumento que propusieron los funcionarios provinciales es del 16%, es decir, apenas un punto por encima del 15% que se había rechazado la semana anterior. El 1% de diferencia se adelantaría en el mes de marzo, aunque todo se hace calculando sobre el mes de diciembre del 2017. 

En la Asamblea Provincial, Amsafé ya había votado mayoritariamente un paro de 48 horas para la segunda semana. Ante este panorama se llevará adelante los días martes 13 y miércoles 14.

En esas mismas jornadas también habrá cese de actividades y huelgas por parte de los empleados estatales afiliados a UPCN y ATE. Ambas agrupaciones se acoplaron a las protestas por considerar insuficiente un aumento que ni siquiera contempla la cláusula gatillo. La suba desechada se iba a concretar de la siguiente manera: 7% en marzo, 4% en julio y el 5% en octubre.