Así como en Chabás, Sanford, Los Molinos y Arequito quedó la sensación inclusa respecto del canal aliviador, en Melincué y alrededores sucede lo mismo. Ahora, desde María Teresa encendieron las alarmas y reclaman obras para evitar un nuevo desborde de la laguna. De hecho hay familias que decidieron evacuarse por propia cuenta y ser asistidas en la comuna.

"Tenemos desbordado un canal urbano que evacuó el agua del campo. Se ha caído en una parte, recuperamos otra, pero si se desborda nos inundamos. Esperamos la respuesta de la provincia para que hagan un nuevo canal", dijo en Radio Casilda la presidenta comunal María Cristina Gómez.

Cristina Gómez.
Cristina Gómez.

Del viernes al lunes al mañana llovieron alrededor de 190 milímetros en María Teresa. Debido al desborde de la laguna Rúnciman, se realizaron desvíos en la Ruta Provincial 14 entre la Ruta Nacional 8 y María Teresa, tramo que se está arreglando y que deja sin vías de escapes al pueblo.

El pueblo viejo de María Teresa es la zona más endeble. Preocupa la situación edilicia y sanitaria de esa zona en la que debían haberse obras. "Cuando nos inundamos tuvimos que abrir una calle para hacerla canal y que la gente saque el agua de sus casas. Vino el Ministro y dijo que la obra era inminente. Fue el 25 de diciembre de 2016 y todavía no tenemos noticias", aseguró Cristina Gómez en relación a la presencia de José Garibay, Ministro de Infraestructura.