Los profesionales de la salud mental no fueron incluidos dentro de las especialidades que tendrían el aval del Ministerio de Salud de Santa Fe para comenzar a desarrollar sus actividades en consultorio personal. Algo que no dejó conformes a quienes, fundamentalmente, se desempeñan en el sector privado. Por eso, pedirán que se reconsidere esa situación.

El Colegio de Psicólogos de Santa Fe 2da Circunscripción emitió un comunicado en el cual argumenta que se vive un marco de mucha incertidumbre para los alrededor de 5500 matriculados que posee la entidad y sus pacientes. "El ámbito privado es un sistema en el cual muchos colegas se sostienen económicamente. Hay cuestiones que no se pueden atender de forma virtual", sostuvo María de Luján Romero, delegado del Departamento Caseros.

Si bien existen profesionales que se están desempeñando en instituciones públicas, desde el sector entienden que hubo un menosprecio hacia su actividad. Basándose en que otras especialidades fueron habilitadas. Para llevar el reclamo a un punto claro, pedirán una nueva entrevista con el ministro Carlos Parola.

Romero destacó que, por ejemplo, en Rosario ya se diseñaron algunos circuitos para que los psicólogos presten colaboración. Así, en Rosario, hay un equipo dedicado al apoyo del SIES y el municipio local. En comparación a ello, la académica sugirió que en Casilda se podría intervenir en situaciones de estudiantes que quedaron varados en el aislamiento lejos de sus hogares.