La Agencia Provincial de Seguridad Vial tomó la decisión de restringir el paso del tránsito liviano hasta tanto baje el nivel del agua sobre la cinta asfáltica. Para los automovilistas que se dirigen hacia Rosario, la alternativa es hacerlo por la A012 y tomar la autopista. Hay corte entre Pujato y Zavalla. También hay desvío a altura de Pérez para quienes circulan con dirección hacia Casilda.

Los conductores ya venían advirtiendo de la presencia de bastante líquido en esos tramos, sobre todo por el acumulado que desciende directamente de los campos. Se recomendaba circular con mucha y cautela para quienes tenían la obligación de viajar. Sin embargo, los intensos chaparrones que se sucedieron en la madrugada del martes solamente empeoraron el panorama.

Cerca de las 8, se anunció desde la APSV que el camino que usualmente utilizan los conductores de la zona para trasladarse hacia Rosario, permanece cortado, al menos para el tránsito liviano. No hay aclaración en cuanto a camiones y colectivos.