El joven que sufren Síndrome de Marfan pasó por los estudios de Radio Casilda y adelantó que tendrá que someterse a una nueva operación en la zona de la retina dado que se solidificó el aceite que sostiene esa parte de su ojo. Mientras tanto, espera que las células madres que le implantaron en China puede hacer su efecto. 

Osvaldo Acuña se sentó a charlar un poco sobre su actual estado de salud, a poco más de dos meses de su traslado a la ciudad de Pekin. "Mi visión va variando según la presión que tengo en la vista. Hay días en los cuales veo medianamente bien y otros que quedo a ciegas", declaró en su primera intervención. Según detalló, todo se debe a que la válvula que tiene en uno de sus ojos "se tapó" dos semanas antes de subirse al avión. Lo cual le produce inconvenientes para controlar su presión ocular.

Pese a la medicación que está tomando, el promedio actual ronda los 20 puntos, cuando debería estabilizarse en 14. Incluso tuvo picos de 28 que lo llevaron a estar varios días sin ver nada.  El aceite que Osvaldo tiene en implantando sirve para sostener la retina y evitar que desplace. Pero en el último tiempo se solidificó y le genera serios problemas. "Médicos de Rosario, especialistas en retina, me dijeron que tengo que ser operado", afirmó. 

La operación no iría mucho más lejos que finales de septiembre y principios de octubre, y se llevará adelante en el Hospital Centenario de la ciudad Cuna de la Bandera. Por su parte, Acuña dijo que espera que las células madres "hayan agarrado la fuerza suficiente para sostener la retina" sin necesidad de volver a colocar aceite. Pero eso sólo se revelará durante la intervención quirúrgica. 

"Me vine muy contento de China, porque los avances fueron notorios", sentenció en el final de la entrevista. Aunque es cierto que todavía queda mucho camino por recorrer. Antes de fin de año, el casildense debería volver a tierras orientales para iniciar la segunda parte del tratamiento.

Escuchá la nota completa de Osvaldo Acuña