El doctor Santiago Moragues es el director del Sanatorio Primordial de la ciudad y habló al aire de Radio Casilda sobre la preocupante situación que padece el sistema de salud, el agotamiento físico y mental y un pedido a toda la comunidad para que aporten lo que puedan desde su lugar.

"Desde los primeros días de agosto hasta hoy, Primordial no ha bajado de un noventa/cien por cien de ocupación" mencionó Moragues, y agregó: "Incluso en días con supernumeraria en camas de terapia intensiva", que significa más de las que están habitualmente habilitadas, mencionó.

En relación a los fallecimientos, describió: "La taza mortalidad en los pacientes de terapia intensiva es alta y la lectura que hacen es correcta. Si por ahí los pacientes que no entran a respirador o a terapia, en los que uno puede decir que se pueden sostener en el piso, la evolución es distinta".

Además, explicó que "en general -el trabajo- es continuo, incesante, permanentemente hablando con médicos de pueblos vecinos para tratar de encontrar una solución en ver en qué avanzar en tratamientos en esas localidades, a la espera de que podamos liberar camas acá, obviamente nunca  hablando de pacientes críticos sino de quienes pueden ser tratados en sala general. La situación es preocupante", cierra Moragues.

En Sanatorio Regional, que también depende del Primordial, se atienden otras patologías que no son coronavirus aunque dada la demanda, hoy hay dos personas con esta enfermedad que internadas allí. Al respecto dijo: "Las otras enfermedades siguen, hoy están los dos sanatorios prácticamente al 100% de la capacidad, lo cual es muy preocupante".

A modo de reflexión, señaló: "Hoy está colapsado todo el sistema de salud. Lo más preocupante de todo, es que yo ayer volvía de trabajar y el bulevar Villada explotaba de gente y no creo que más del 10% llevaba barbijo, y uno sabe en el fondo que la gente se siguen juntando en sus casas, ese es el problema".

Y continuó: "Porque vos me decís, estamos ante esta situación grave, gravísima, pero de acá a diez días uno sabe que empieza a mejorar porque la gente toma otras medidas, uno lo aguanta, pero no va a mejorar porque la gente no acata las medidas de distanciamiento".

Finalizando la charla, aseguró que "soy un defensor absoluto de que la gente tiene que trabajar, pero los trabajaos tienen protocolos que en mayor o menor medida se cumplen, ahí no está el foco de contagio, el mayor foco está en las reuniones sociales, ahí está el verdadero problema".

 

La palabra de Santiago Moragues.