Durante la jornada de ayer, el rector de la Universidad Nacional de Rosario, Franco Bartolacci, pasó por la capital del Departamento Caseros para, entre otras cosas, hacer entregar de una partida de elementos para combatir al mosquito del Dengue. Se trata de productos realizados integrante en la institución educativa y guiados desde la Dirección de Salud.

Según manifestó Bartolacci en una entrevista con Radio Casilda, es un aporte de la universidad para ayudar con un recurso escaso y con el cual mucha veces se especula con su precio de mercado. Ya distribuyeron en más de 100 entidades de Rosario y ahora comenzaron a trasladarlos otras localidades del sur santafesino.

"Queremos que la universidad sea herramienta que tenga la sociedad para acompañar a las personas y cambiar su vida. No sólo para producir egresados y conocimientos", enfatizó la máxima autoridad que posee el organismo nacional. En ese sentido, contó que también la Facultad de Ciencias Agrarias hizo una donación de 10 mil litros de leche de producción tambera que se incluyeron en el plan de asistencia alimentaria. Así como también se confeccionan 1500 viandas dirias para comedores de la ciudad Cuna de la Bandera.

Los envases de repelentes se producen semanalmente, con partidas de 1500 envases de 125 cm3, que se llevan de forma gratuita a organizaciones sociales del territorio santafesino, clubes de barrio e instituciones de bien benéfico. Todo para garantizar el acceso a quienes más lo necesitan.