Otra vez sopa. El peligro en las calles de la ciudad no parece tener fin. Un nuevo robo se llevó a cabo en la madrugada del lunes en pleno centro. Los dueños de dos locales comerciales ubicados en la misma cuadra se encontraron con las cerraduras forzadas y pudieron comprobar la faltante de dinero.

Los ilícitos se perpetraron en Buenos Aires al 2300. Los comercios, que se dedican a la venta de indumentaria, están separados apenas por un pasillo. Aparentemente, los malhechores se metieron a uno de ellos y vaciaron la caja registradora, llevándose además una computadora. No contentos con ese motín, ingresaron en la siguiente vidriera que vieron e intentaron seguir el mismo procedimiento. Sin embargo, huyeron al escuchar la alarma.

"Lo que más me duele es el robo de la computadora, porque allí tenía fotos de la familia y algunos recuerdos que uno siempre quiere conservar", se lamentó una de las damnificadas en diálogo con Radio Casilda. En total, los ladrones se llevaron una suma de dinero que ronda los 1200 pesos, aunque no habrían tocado nada de mercadería.

PDI estuvo trabajando largos minutos en el lugar del hecho tratando de recabar pruebas que ayuden a esclarecer el hecho. Pese a ser un sitio céntrico, no habría cámaras que ayuden a indetificar a los maleantes. El local, como es costumbre, permaneció cerrado el domingo y los vecinos no observaron movimientos raros en la tarde de ayer. Por lo que se entiende que el ilícito se llevó adelante en las primeras horas del lunes.