Los comercios de la ciudad son cada vez  el foco de ladrones que hacen con  lo que quieren. Esta vez el tradicional comercio RAM, de Lisandro de la Torre esquina San Martín sufrió la ruptura de su vidrio de frente, lugar por donde ingresaron dos jóvenes -que aparentan ser menores de edad-  que se llevaron la caja registradora del local.

En diálogo con Radio Casilda, Graciela, la dueña, explicó que a eso de las cinco de la mañana sonó la alarma y se acercaron hasta el lugar. "Viendo las cámaras vemos a dos jóvenes cuando ingresan y van directo a la cámara registradora". El hecho se consumó en menos de un minuto.

El vidrio que destruyeron es laminado es de cuatro milímetros y al mismo apuntan tres cámaras. "Evidentemente han estado previamente viendo el lugar y por eso estamos viendo las grabaciones de días anteriores", indicó la entrevistada.

Para cerrar, la víctima manifestó sus sensaciones respecto al hecho y comentó: "En lo personal no me importa el valor de la plata que me robaron o el vidrio porque se que lo voy a reponer. Me duele la registradora sencilla que se llevaron porque es algo personal". Hace apenas unos días el comercio cumplió 25 años y la registradora color marrón, "fue el único regalo que recibí de mi familia", confió.