En una ardua mañana de llamados y mensajes de texto, la Ingeniera que está al mando dentro del corralón municipal, declaró sobre el presente de sus trabajadores y la necesidad urgente de modificar el método de empleo. "No me quiero ir de esta Secretaría sin cumplir los objetivos para los que vine", mencionó Lapegüe.

La Ingeniera declaró que el número de reclamos local  "recibe un llamado por hora, mientras que Santa Fe capital recibe uno cada siete horas, el vecino de Casilda es muy demandante y yo lo felicito por eso, pero es imposible atenderlos a todos".

La Secretaria de Obras Públicas manifestó que además de los reclamos telefónicos, día tras día recibe un mínimo de 6 o 7 personas en su oficina y los atiende personalmente a cada uno de ellos en las primeras horas de la mañana.

Al ser consultada por su relación con el Intendente, Juan José Sarasola, explicitó: "Me debe una respuesta a corto plazo, tengo pensada otra forma de trabajar en la secretaría y si bien sigo su línea y entiendo que no estamos en una situación económica que no me permite dal el paso que yo quisiera dar".

Para cerrar Lapegüe confió ante el micrófono de Radio Casilda que "se cuentan con 220 empleados dentro del corralón y se necesitaría más gentes, estuve en la Secretatía hace 15 años, la ciudad creció en un 70% y la cantidad de trabajadores no aumentó".

 

Escuchá la palabra de Marta Lapeüe: