Las Alazanas siguen creciendo. El equipo de fútbol femenino del club Alumni se dio el gusto de compartir una nueva experiencia con pares de nivel internacional.

El gimnasio "Planchado Marcuzzi" hizo las veces de estadio de futsal para albergar el juego que disputaron las locales ante el Sidekicks de los Estados Unidos. La casildense Bernarda Bay se desempeña en el conjunto norteamericano y fue el nexo que conectó ambos elencos.

El resultado fue favorable a las visitantes en un encuentro que sirvió de excusa para que la disciplina continúe en pleno desarrollo. El plantel a cargo de Jorge Dessi juega periódicamente en la cancha auxiliar del Polideportivo y entrena varias veces por semana, motivo por el cual está acostumbrado a jugar en la superficie natural del fútbol, sobre el verde césped, mientras que las rivales se desempeñan en salones. 

En los próximos días, casildenses y americanas formarán parte de un combinado que se medirá con los equipos femeninos de Newell's y Rosario Central.