Llega la época de calor y entre los principales cuidados a tener en cuenta son los que tienen que ver con la manipulación de alimentos, con el fin de evitar intoxicaciones. Por eso desde el área de Seguridad Alimentaria de Casilda (Asac) explicaron claves a tener en cuenta y no tener que pasar por una situación desagradable.

En este sentido, Emanuel Riguero dejó como sugerencia las pautas que brinda la Assal (Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria) para procurar que elaboradores y cocineros domésticos obren de la mejor manera para evitar enfermedades transmitidas por los alimentos.

“Cómo se limpian, cómo están nuestras manos a la hora de tocarlos, con qué elementos vamos a trabajar, el agua que empleamos para lavarlos; todos esos detalles y muchos más son los que se deben tener en cuenta a la hora de manipular los alimentos”, dijo.

A esta higiene también se le debe agregar tener en cuenta “la temperatura de cocción, y refrigeración y almacenamiento de los productos crudos”.

El representante de la Asac recordó que todo lo que comemos “tiene una pequeña carga de micro organismos”, y es ahí donde radica la importancia de una buena manipulación y posterior cocción para evitar que estos micro organismos “alteren el alimento produciendo una enfermedad”.

Como sugerencia remarcó la importancia de que los alimentos “sean lo más frescos posibles”.

La Asac lleva adelante en la ciudad distintos controles, entre ellos los que tienen que ver con los eventos en los que se ofrece comida al público. Para ellos disponen de auditores que fiscalizan que en estos lugares los alimentos sean seguros.

Emanuel Riguero explicó todos los detalles a tener en cuenta para los manipuladores de alimentos: