Conseguir que los cajeros de los bancos de Casilda entreguen dinero es toda una odisea. Por ella atraviesan los ciudadanos que hacen largas filas para que luego, se produzcan errores de sistema o directamente se informe que no hay dinero disponible.

Es un tema de larga data. Ya en octubre, la concejala Antonia Pierucci había enviado una nota a los gerentes de cada una de las sucursales de la ciudad y también, dirigida al Banco Central. En la misma se informaba que antes de cada fin de semana largo, el problema surgía constantemente.

En el Banco Nación se incorporaron nuevos cajeros.
En el Banco Nación se incorporaron nuevos cajeros.

Puntualmente esta semana, tanto martes como miércoles hubo inconvenientes en los bancos de la ciudad. Hubo grandes demoras por la mañana y por la tarde, directamente estaban fuera de servicio.

Lo que informaron los empleados es que pasado al mediodía los camiones de caudales recargan las máquinas de la ciudad, aunque durante la mañana, cuando hay más movimiento de gente, no hay dinero disponible. 

La capacidad de los cajeros se llena con billetes de menor valor. No hay de alta denominación en los bancos locales. No se expenden de $200 ni de $500 lo cual no hace que se agilice el flujo de billetes. Además, hay varios cajeros antiguos que deben adecuarse al nuevo sistema. Solo algunos fueron renovados en el Banco Nación, pero aún habiendo incorporando estos equipos de última generación, resultan insuficientes.